domingo, 14 de marzo de 2010

Imagina








Caminos de agua. Caminos de agua cristalina y turquesa. Fondos de vida en las fosas de agua dulce, profundas, muy muy profundas y azules. Arena púrpura en la noche, arena fría con reflejos de estrellas. La luna grande, líquida y llena. El olor salado por el día, con la luz más blanca del mundo, con tus ojos más castaños. Volar un rato a cámara lenta, bajo el agua y que ondulen los cabellos entre los peces, como otros peces más. Cerrar los ojos y encontrar rojo el paisaje abstracto de la nada. Dormir a la intemperie, con el crepitar del fuego que le habla a la luna y le regala su aliento. Despertar en un abrazo, de sol y de calma, y después volver. Volver al invierno.

3 comentarios:

Lord Charles H dijo...

Dirás que soy un soñador.
Pero no soy el único.

Marina dijo...

definitivamente tienes un problema con el verano... jejej tranqui, que ya nos queda menos! ;)

besos

Alex Maladroit dijo...

No te dejes llevar por las estaciones, ni por el tiempo, guíate más bien por tu intuición. El tiempo pone muchas trabas, demasiadas.